¿Hay algún biólogo en la sala? Lo digo porque tengo una duda que me escalfa el pescuezo, me cuece el escroto y me enriquece las glándulas: todos sabemos que el ser humano va a la cabeza de la carrera evolutiva, vale. Pero… ¿qué posibilidad hay de que nos adelante otro bicho?

El otro día, releyendo un ejemplar de 1872 del Diario científico de Calebrusa, rescaté un fragmento inquietante.

 

…cambios preocupantes en los cirrípedos. El percebe de roca, que antes era de gran tamaño, casi 1,75m de longitud, ahora a penas llega a los 5cm, ha perdido sus piernas, aquel bigote tan característico, y sus pseudópodos, antaño similares a manos o garras, ahora se han unido en un solo pie, muy recio, con el que se agarra mejor a la roca. Estos signos de evolución evidencian la adaptación al medio pero…

 

El resto no es legible. Da igual, con esto hay para despertar inquietudes. No me preocupa que los animales evolucionen, de hecho me parece bien. Pero me entristece que, por una decisión equivocada, un capricho o un despiste, evolucionen para donde no es. A lo mejor el percebe de roca hubiera sido mucho más feliz haciendo nidos en los árboles, cavando madrigueras en la arenisca, o trabajando en una sucursal de Caja Pamplona. Su elección no fue libre, ya que no que no fue desde el conocimiento.

Conocemos la evolución de los animales, pero sabemos muy poco de su historia. No entiendo que nadie se haya parado a estudiarla porque seguro que es más trepidante que su evolución. Nosotros, los humanos, en los últimos 5.000 años apenas registramos cambios evolutivos apreciables. Si acaso hay alguno, como lo de las muelas del juicio, es nimio e imperceptible. Sin embargo, la cantidad de cambios históricos, avances e inventos que hemos protagonizado llenan páginas y papiros. De qué inventamos hablar, por ejemplo, ha habido varias etapas. En la escritura o la pintura los ejemplos son más claros: el romanticismo, el barroco… Mi pregunta es: ¿qué pasa?, ¿somos los únicos? El resto de los animales, ¿qué?, ¿no han variado en nada sus costumbres? ¿Qué diferencia hay entre un cangrejo del siglo XI y uno del siglo XVIII? ¿Hay una edad media de los cangrejos y un renacimiento? Tiene que haberla. Si un cangrejo de río de hoy inventara la maquina del tiempo y viajara al pasado… ¿qué le contaría a sus predecesores? ¿Les enseñaría a excavar covachas más calentitas? ¿Y si viniera un cangrejo del futuro, qué? ¿Les enseñaría a caminar hacia delante, en lugar de hacia los lados? Me niego a creer que los animales no tengan historia. Algo habrán inventado en estos miles de años. A lo mejor no tanto como nosotros, pero las ardillas han tenido que aprender a abrir las bolsas de basura y las palomas cada vez cagan con más puntería.

Propongo elegir un animal, el que cada uno quiera, y describir brevemente como pudo ser su historia. No vale ni la paloma, ni la oruga. El cangrejo y el percebe sí.

COMENTARIOS

1
  • 29/08/2016 | 18:32
    Escrito por - Jorge

    ¿Cómo aprendió el cangrajo a caminar de lado? ¿Porqué tomó esa decisión?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.