El hombre es un lobo para el hombre. Eso dijo Plauto, que era un hombre, pero si le preguntas a los lobos dicen otra cosa. Según ellos es el lobo el que es un hombre para el lobo. A lo que usted dirá: ¿y quién le ha preguntado a los lobos? La respuesta es tan espeluznante como reveladora: un hombre lobo. Estas criaturas quieren saber a qué carta quedarse. Están hechos un lío porque si el hombre es un lobo para el hombre -según los hombres- pero el lobo es un hombre para el lobo -según los lobos- Entonces, necesariamente, el hombre lobo es un lobo lobo para el hombre hombre, un hombre hombre para el lobo lobo y un lobo hombre para el hombre lobo. Y eso sí que no. Por eso están tristes, mira la foto. Pero tanto los hombres como los lobos, como los hombres lobos saben que cada fin de semana hay una salida a la tristeza. Esta: http://bit.ly/1MeetBA

  • tags

COMENTARIOS

1
  • 18/11/2015 | 20:31
    Escrito por - Ayahara

    ¿Qué camino tomarás? ¿El camino de las agujas o el de los alfileres?...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.